Todos los padres aficionados al golf nos preguntamos en algún momento cuál es la mejor edad de inicio en el golf y lógicamente, lo normal es que se deba a dos factores: 1) A nosotros nos gusta el golf; 2) Nos gustaría que nuestros hijos también jugasen a este deporte.

Esta introducción es válida para todos los deportes: fútbol, tenis, natación, motocross, etc. Si a un padre no le entusiasma o no conoce el tenis, va a ser más complicado que apunte a su hijo a una edad temprana en esta disciplina. No siempre es así, pero es un factor que influye bastante. Esto se debe a que los intereses, motivaciones, valores… de los padres influyen mucho en la práctica deportiva de sus hijos. También, se puede dar el caso en el que los padres no sean aficionados al deporte, pero igualmente, deciden apuntar a su hijo a alguna actividad (como mi hijo es introvertido a ver si apuntándolo a un deporte colectivo mejora…), bien porque se lo demande directamente los hijos (“…es que Hugo va a clases de golf…”), bien porque consideran que es una práctica necesaria para su desarrollo físico y personal.

Quizás, antes de determinar la edad más apropiada deberíamos empezar a preguntarnos: ¿Para qué iniciarse en la práctica del golf?, ¿a quién beneficia el inicio temprano?, ¿debería iniciarse en el golf solamente o en otras disciplinas?… Las posibles respuestas serían:

  • Quiero que empiece temprano porque Tiger Woods para llegar a ser lo que fue empezó desde muy chico, y yo también quiero que sea una estrella del golf.
  • Quiero que empiece cuanto antes porque así yo (el padre o madre) también me podré escapar con él un rato al campo.
  • Quiero que empiece a jugar a este deporte porque le puede aportar mucho en cuanto a su desarrollo como persona: tolerancia a la frustración, respeto a las normas…
  • Es un deporte que podemos practicar juntos durante muchos años…
  • Etc.

Como otros deportes, desde mi punto de vista, el incio y práctica debería satisfacer las motivaciones de ambos: hijos en mayor medida y padres en segundo lugar. Vamos, lo que vienes siendo un juego de “gana-gana”, pero no siempre será tan ideal el plan. Así, si nos encanta el golf, consideramos que podremos jugar con nuestro hijo en un futuro no muy lejano o se adapta mejor a nuestros horarios, al estar nosotros más motivados, también es normal que facilitemos antes la práctica de este deporte. Pero no nos engañemos, primero debemos salvaguardar los intereses de nuestros hijos. Entonces, ¿Cuáles son estos intereses?

El primer interés de un niño es formarse como persona, desde el punto de vista emocional, físico, social, etc. El desarrollo completo de una persona. Por lo tanto, la práctica deportiva no debería pesar más que la formación reglada, estudios, etc. Hay que tener en cuenta que a mucho niñ@s la práctica del deporte puede ser mucho más satisfactorio que ir al “cole”, por lo tanto, ésta debería ser un refuerzo y si no se cumple con los deberes escolares pues estará privado de acudir a una competición el fin de semana, por ejemplo. Hay entrenadores, clubes que entienden esto y lo aplican correctamente, pero no siempre es el caso. Seguro que más de uno estará pensando lo contrario: “a mi hijo se le da bien esto…puede ser tanto o más importante que estudiar…”, “mi hijo va a vivir del fútbol y no de los estudios, etc.

¿Seguro que su hijo será la próxima estrella?, ¿qué posibilidades tiene?, ¿Si llega a ser un profesional de qué va a vivir cuando termine esa carrera?

Llegados a este punto, creo que el lector se habrá percatado que mi opinión es la de integrar la práctica del golf dentro del proceso de formación del niño como persona, que sea un motivo de disfrute, si es en familia mejor, donde pueda aprender una serie de valores e incluso recursos psicológicos como tolerancia a la frustración, capacidad de concentración, control de emociones, etc.

Swing niño en campo de golf

Pero vamos a ver…que nos estamos liando, esto trataba de la mejor edad de inicio en el golf…Concretemos dos supuestos:

  • Práctica del golf como medio de diversión, formando parte de la educación, facilitando el desarrollo personal y estilo de vida positivo: cualquier edad es buena. Y, desde mi punto de vista, esta debería ser la motivación principal para iniciarse en cualquier deporte.
  • Práctica del golf orientada al alto rendimiento: en este caso cuanto antes mejor (dentro de unos límites que luego veremos). Algunos autores diferencian entre aquellos deportes que requieren una especialización temprana donde el componente técnico es elevado (como sería el caso de la gimnasia olímpica, patinaje artístico, golf, etc.; de aquellos de especialización más tardía (por ejemplo, un corredor de fondo). Este sería otro tema a debatir en el cual no vamos a entrar mucho. Se suele citar como ejemplo, en el mundo del golf a Tiger Woods que con dos años ya apareció realizando un swing completo en la TV . No obstante, “la especialización temprana suele tener resultados positivos (en cuanto a rendimiento) en un número insignificante de deportistas. El problema radica en que el impacto mediático suele ser suficiente para magnificar esta metodología de trabajo con niños y para que sean muchos los que intenten seguirla” (“Psicología de la actividad física y del deporte”, 2008, pag. 312). La aparición temprana de lesiones, la pérdida de motivación por “quemarse” antes de tiempo, aislamiento social… son otros factores que desaconsejan la especialización temprana. Dentro también del golf, encontramos otros deportistas como Jordan Spieth, los cuales se exponen como modelos de la filosofía a seguir por el TPI “Titleist Performance Institute” (al parecer, no se decantó por el golf hasta los 12 años, habiendo jugado antes a otros deportes).

Los días previos a lanzar este artículo he realizado una pequeña encuesta en las redes sociales: en mi cuenta de Twitter (@AprendGolf) y en grupos de Facebook (la encuesta aún sigue abierta, los datos son con fecha del 25 de abril de 2018), donde se preguntaba de modo muy general “¿Cuál crees que es la mejor edad para iniciarse en el golf?” Con cuatro opciones de respuesta: 4-5 años, 6-7 años, 8-9 años y 10-11 años. Es una pregunta muy general pero realizada a una muestra que conoce el golf de primera mano. En total, respondieron 128 personas, siendo los resultados para esas opciones:

  • @AprendGolf: 51 (19, 15, 8, 9)
  • Golfistas en México: 36 (20, 10, 5, 1)
  • Golf Argentina: 17 (1, 6, 1, 9)
  • All Golf-Todo Golf: 2 (1, 0,1,0)
  • Golfistas del Facebok-Facebook’s Golfers: 18 (3,9, 0 , 6)
  • All Golf: 4 (2, 0, 1, 1)

El 36% opina que la mejor edad es los 4-5 años, el 31% los 6-7 años, el 13% los 8-9 años y el 20% los 10-11 años.

Según la encuesta, con un 67% la mejor edad de inicio en el golf está comprendida entre los 4 y los 7 años de edad.

Siguiendo este rango de edades, porque también se ajustan a mi criterio personal, y a modo de orientación (pues siempre hay que tener en cuenta las diferencias individuales de cada niñ@):

  • De 4 a 5 años de edad (o incluso antes). Esta es una buena edad para que los niños se vayan familiarizando y “enganchando” con el golf. Para ello, el golf tiene que ser una actividad gratificante, nunca una obligación. Además, a esta edad es normal que se distraigan o que se aburran, perdiendo la concentración con facilidad. En estos casos, ante la menor señal de cansancio o pérdida del interés es mejor cambiar de actividad. Pueden ya coger algunos palos adaptados (de plástico, por ejemplo), la pelota y otros materiales, pero seguro que dar un paseo en buggy, dar de comer a los patos, pájaros o recoger flores es más productivo.
  • De 6 a 7 años de edad, si siguen mostrando interés, pueden empezar a acudir a clases con otros niños. Aquí ya dependerá de la metodología de cada profesor, pero hasta que estén físicamente más desarrollados puede que no sea muy conveniente hacer un swing completo. Siguiendo a Harvey Penik, se debería aprender alrededor del hoyo:

“En el putting-green, con un palo de chipear, un pat y una bola” (“El pequeño libro rojo del golf”, 1995, pag. 43).

         Empezar, poco a poco y del Green al tee, pitch and putt, pares tres… Esta es la edad idónea para aprender gestos técnicos.

Y como este artículo se me está yendo de las manos (vamos por 1539 palabras) os dejo:

  • Mi resumen personal: lo importante en cuanto a la edad de inicio en el golf, no es el cuándo ni el cuánto, sino el para qué y cómo.
  • El enlace a un vídeo que os hará reflexionar un poco sobre la obsesión de algunos padres para que su hijo triunfe en el mundo del deporte: “Niños Trofeo”.
  • La propuesta para que veáis el documental de “ The Short Game” en Netflix.
  • Otra frase de Harvey Penik: 

“La mejor edad para introducir a un niño en el golf es el momento en que él, o ella, se interesa por el juego. No creo que los padres deban forzar a los niños que, en realidad, preferirían estar haciendo alguna otra cosa. Pero si un niño de cuatro a cinco años de edad está deseando salir a jugar con papá y mamá, entonces es el momento de empezar”. (“El pequeño libro rojo del golf”, 1995, pag. 40).

 

BIBLIOGRAFÍA Y OTROS:

   – Buceta, J. M. (2015). Mi hijo es el mejor, y además es mi hijo. Madrid: DIKINSON.

   – Dosil, J. J. (2008). Psicología de la actividad física y del deporte. Madrid: S.A. MCGRAW-HILL.

   – Malina, R. M.(2010). Early Sport Specialization: Roots, Effectiveness, Risks. Curr. Sports Med.       Rep., Vol. 9, No. 6, pp. 364-371, 2010..

   – Long-Term Player Development Guide for Golf in Canada.

   –  http://www.mytpi.com/articles/juniors/the_trend_towards_early_specialization

   –  http://www.mytpi.com/articles/fitness/jordan_spieth_athlete_first

 

P.D.: Cuando la fotógrafa se convierte en modelo provisional… va por ti.