Hola, en esta entrada voy a resumir el progreso de mi juego durante el 2015.

En primer lugar, he de señala que los entrenamientos se interrumpieron desde mediados de septiembre hasta finales de octubre, debido a una intervención quirúrgica, no obstante, conseguimos aproximarnos a nuestro objetivo, siguiendo el plan de entrenamiento señalado en la entrada “Mis comienzos“.

En segundo lugar, muestro unos gráficos ilustrativos de la evolución, primero de los nueve hoyos y, luego del sumatorio de los mismos. Cabe recordar que normalmente juego nueve hoyos (por falta de tiempo) cada día que salgo al campo (generalmente los fines de semana).

Como podemos observar en este segundo gráfico, los resultados de los entrenamientos (número de golpes) son en general mejores que los obtenidos en los torneos y esto se debe: a) Entreno solo; b) Suelo jugar sólo 9 hoyos y no los 18 completos, y; c) Participar en un torneo supone un extra de presión. También, los resultados de los entrenamientos predicen una bajada en el hándicap, así en el mes de febrero se aproximan los unos a los otros, luego fue progresivamente bajando los de entrenamiento y en agosto se vuelven a juntar porque bajo de hándicap (resultados de torneo). A partir de entonces vuelven a bajar progresivamente los números de golpes durante los entrenamientos. La evolución de mi hándicap, por separado es la siguiente:

En resumen, mi hándicap se aproxima a los resultados que obtengo cuando entreno, pero podría mejorar, y para ello, llegados a este nivel, debería salir al campo y jugar más partidas de 18 hoyos junto con otros jugadores. También es hora de ir poniendo en marcha técnicas psicológicas que me ayuden a afrontar los torneos (reconozco que soy de los que se ponen nerviosos). Seguiremos entrenando.

¡Salud y buen golpe!