En una entrada anterior ya he comentado en que consistía el The Dan Plan y he explicado un poco la regla de las 10.000 horas. En resumen, Dan McLaughlin tardaría seis años en convertirse en un jugador profesional de golf siguiendo un elaborado plan de entrenamiento. Pues bien, el pasado 15 de abril terminó el plazo para lograr dicha meta después de completar las 10.000 horas de “práctica deliberada”. También he comentado en su día que debería haber tenido en cuenta muchas más variables, tales como: problemas de salud y familiares, la tardía edad con la que ha empezado (a lo cual hay que sumarle que tampoco antes destacaba por ser precisamente un “deportista”), etc.

Todo parece indicara que mis dudas se han confirmado y a día de hoy el plan ha sido abandonado. En el mes de abril de 2015, Dan abandona el entrenamiento aquejado de diversos problemas musculares y de espalda e igualmente deja de escribir posts al respecto. Pero lo más grave (a mi entender) es que después de publicar un resumen relativo a su participación en una conferencia en Helsinki (allá por el mes de noviembre de 2015) varios seguidores de este fotógrafo comercial le preguntaron sobre su situación y en especial sobre su Plan…A día de hoy no hay aún respuesta, así que podemos dar por fracasado el mismo y no voy a hacer más comentarios sobre la falta de respeto que supone no contestar a sus seguidores. Su hándicap final: 5.5, según consta en el blog con fecha de 1 de abril de 2015.

Cada cual que extraiga sus conclusiones.

¡Salud y buen golpe!