Hoy vamos a explicar el “Ejercicio del preimpacto”.  Este ejercicio nos va a permitir mejorar la distancia y consistencia con los hierros.

Lo primero que tenemos que hacer es coger de nuestra bolsa un hierro medio, (7, 5 ó 6). Después nos colocamos como si fuésemos a golpear la bola con normalidad, esto es: los pies separados según la anchura de nuestros hombros, pelota situada a la altura del pectoral izquierdo y más o menos a la distancia de dos pelotas hacia dentro del talón izquierdo.

El siguiente paso será emular la posición de impacto, como si quisiéramos que la cara del palo de golf empuje el mayor tiempo posible la pelota. Una vez memorizada esa posición, repetimos y dejamos que las caderas pasen, la pierna izquierda se va a extender y la rodilla derecha se sitúa como si apuntase la pelota. A continuación, efectuamos el backswing y golpeamos la pelota, medio swing es ideal, no hace falta hacer un swing completo. Al pegar golpes así, adquirimos poco a poca esa sensación, como si empujásemos la pelota hacia el objetivo.

Conviene recordar que la varilla del palo hace el resto del trabajo porque tiene: el efecto de palanca que de da fuerza, la flexibilidad que le da velocidad, la potencia y también el loft adecuado. Lo único que le falta al palo es la dirección adecuada, por lo tanto, buscamos darle esa dirección.

Repetimos: el palo normal, simulamos la posición de impacto…backswing y golpeo. De este modo, la bola siempre va a salir penetrante, siempre va a tener ese tipo de vuelo.

Para entender mejor esta sensación lo que hacemos es los siguiente:

  • Cogemos una pequeña varilla con un imán en un extremo, a modo de antena, y la fijamos a la cara del palo.

Varilla para cara de palo de golf

  • El motivo por el cual a veces perdemos distancia, es porque estamos frenando la acción de los brazos y son las manos las que siguen “acucharando” un poco y siguiendo hacia arriba.
  • Lo que tenemos que buscar es sentir que vamos a incrustar esa antena dentro de la pelota la mayor cantidad de tiempo posible.
  • Si no tienen un artilugio como este, podemos coger un hierro 7 y colocamos en la cara del palo un tee que fijamos con un poco de cinta. De este modo, podemos practicar el ejercicio en casa: emula la posición de impacto y sentir que puedo clavarlo dentro de la pelota. Hay que usar la imaginación para sentir que voy a clavar el tee cuando vengo, dentro de la pelota, quiero que pase dentro de la pelota de ese modo para poder impactar.

Tee de golf pegado a cara del palo

  • Una vez que ya hemos logrado esa sensación quitamos el tee, seguimos sintiendo que está ahí y hacemos el swing…La bola va a salir recta y penetrante. Si queréis comprimir más la bola os interesará también esta entrada: “Como comprimir más la bola con los hierros

Y hasta aquí el Drill de esta semana, para que os quede aún más claro podéis ver el vídeo a continuación: