Hoy voy a explicar como corregir un error, llamémoslo técnico o mecánico, que cuando aparece puede hacer saltar por los aires la confianza en nuestro juego: me estoy refiriendo al Socket

Este error se puede dar en todo tipo de jugadores independientemente del nivel que tenga.

Lo primero que debemos comprender es que cuanta menos habilidad tenemos para compensar los errores mecánicos, más necesitamos estudiar, conocer las diferentes piezas que componen la mecánica del swing para poder aplicarlas correctamente y así tener un swing efectivo, que podamos repetir y no depender tanto del talento, habilidad y demás atributos que por lo general desarrollamos desde muy temprana edad. Aquellos que empezaron más tarde a jugar al golf, probablemente carezcan o tengan en menor medida dichas características.

Aclarado esto, la idea de partida es que cuando iniciemos el swing la cara del palo y las manos se muevan la misma cantidad de grados hacia dentro y hacia arriba. Esto mantiene el plano del swing de una forma estable. Si la inclinación de la columna y la carga de los acumuladores (elementos biomecánicos) fuese correcta veríamos como cuando el palo llega más o menos a la altura de las caderas (visto desde atrás) se situaría enfrente de las manos (lo que llamamos P2). No obstante, al observar un jugador aficionado, podemos apreciar como deja mucha luz entre el brazo izquierdo y el pecho. Esto no le permite generar la inclinación suficiente con la espalda, siendo difícil así que la cara del palo quede enfrentada con sus manos. Por lo tanto, tendrá que buscar algún tipo de compensación y, como ya hemos aclarado al comienzo del artículo, los aficionados no suelen tener la habilidad o talento suficientes para efectuar estas compensaciones.

Para rectificar el Socket, independientemente del nivel que tengamos, debemos seguir unas pautas:

  1. En lo referente a nuestra postura, vamos a inclinar más la espalda, situando también las manos más bajas.
  2. Vamos a tratar de iniciar el comienzo del swing más con el cuerpo: el hombro izquierdo lo debemos sentir más bajo, cerca de la pelota y del suelo, y; el hombro derecho más alto.
  3. Necesitamos más inclinación de caderas, esto nos va a ayudar a que las manos vayan más hacia adentro, activando los quiebres verticales y no en forma de palancas laterales ya que así lo único que hacemos es romper la estructura de los brazos llamado wedge.

Estas pautas (como inclinar las caderas y el torso) nos dan más ascenso con el palo y más descenso con el hombro izquierdo, importantísimo para poder solucionar el Socket.

Puede parecer un poco complicado pero si ven el siguiente vídeo seguro que el camino queda mucho más despejado:

Si les ha gustado, no duden en valorar, compartir y suscribirse a mi Canal de Youtube.

También os invito a visitar el apartado de Clases de golf, donde encontraréis un descuento en clases de golf online, un modo diferente, personal e innovador de encontrar soluciones y ejercicios para mejorar tu swing de golf.