A lo largo del proceso de aprendizaje de este deporte en más de una ocasión cambiamos de profesor. Los motivos son muy variados: nos desplazamos de club de golf o localidad, falta de feeling, buscamos la opinión de otro profesional, este abandona el club o se jubila, etc. Una opción que se viene ofreciendo en los últimos tiempos, como ha ocurrido en otras áreas (formación en general, idiomas, etc.), es recibir una clase de golf online.

Los avances tecnológicos también se han incorporado al golf y nos permiten, por ejemplo: hacer un fitting en un simulador, analizar nuestro swing con un aparato incorporado a la muñeca o palo de golf, editar un vídeo y comparar nuestro swing con el de un profesional, conocer las distancias y la configuración de cualquier campo de golf con una simple app, etc. Hoy en día la cámara que lleva incorporada nuestro smartphone suele tener la calidad suficiente para hacer una grabación de nuestro swing y posteriormente poder analizarlo en un programa adecuado, siendo uno de los más conocidos el V1 Golf. No sólo podemos hacer una buena grabación sino que también con un par de “clicks” las enviamos por correo electrónico, WhatSapp o una red social a quien nosotros queramos. Así, algunos profesores incorporan las grabaciones en sus clases presenciales para poder analizar a cámara lenta los movimientos que se producen durante el swing.

Como ya habréis leído algunos, en nuestro apartado de clases de golf, se explica un poco el modus operandi y podéis acceder a un descuento en las clases de golf online que imparte el profesor y colaborador de este blog Armando Martín.

A modo de ejemplo, os voy a contar mi experiencia personal cuando solicité una clase:

1º Me puse en contacto con Armando Martín que me explicó como tenía que grabarme, principalmente de frente y de lado. También acordamos la forma de pago, por transferencia bancaria, y el modo de enviarle los vídeos: directamente por WhatsApp (lo cual facilitó todo mucho). El proceso de grabación y envío de los mismo creo que me llevó unos 5 minutos: lo que tardé en decirle a un compañero “te importa grabarme” y poco más, jeje.

2º Una vez recibidos los vídeos, Armando los pasó a su ordenador, editó y analizó con el programa V1 (puede utilizar otros programas como kinovea). Posteriormente recopiló las fotografías que le parecían más ilustrativas de lo que quiere cambiar y realizó diseños y comparaciones con modelos para que viera por donde tenía que ir. Aquí os dejo un ejemplo:

Escuela de golf

 

 

 

 

 

3º Finalmente, me envió las fotos por Whatsapp junto con las explicaciones pertinentes (por ejemplo, o que me echaba mucho a la derecha en el adress, especialmente con el driver y abría poco las articulaciones y axilas), recomendaciones (hacer un movimiento más flexible y suave, porque juego muy rígido y con los brazos excesivamente pegados) y ejercicios a realizar (por ejemplo, golpear pelotas con el pie derecho retrasado). Además él mismo se grabó para que viese como eran los ejercicios que tengo que realizar. Todo esto en menos de 24 horas.

La verdad que nunca había probado una clase de golf online y me pareció muy interesante. Para concluir podría señalar, en cuanto a las ventajas:

  • Es un método muy flexible, se adapta perfectamente a mis horarios, puesto que me grabo cuando puedo y tengo tiempo (no dependo del horario del profesor).
  • El precio es más bajo que el de una clase presencial.
  • He accedido al análisis de un profesional y profesor con mucha experiencia desde mi casa.

Como principales desventajas señalaría:

  • Si eres una persona que valora mucho la interacción con otros alumnos o el contacto directo con el profesor no es quizás el método más adecuado.
  • Tampoco sería efectivo para novatos o principiantes que pueden necesitar por ejemplo que el profesor coloque directamente las manos en el grip, ayudarle en una postura determinada…

En fin, espero que os haya gustado y ya sabéis que con la suscripción a este blog y al canal de Armando Martín en Youtube obtenéis un descuento del 10% sobre el precio de la clase online.